8 de Marzo – DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER

La Comisión Nacional de Derechos Humanos de la Federación de Psicólogos de la República Argentina recuerda el Día Internacional de la Mujer Trabajadora, e invita a participar de todas las acciones y manifestaciones que se impulsen con el objetivo de reivindicar la lucha de las mujeres por sus derechos en una sociedad machista.

Este 8 de marzo recordamos la participación de las mujeres en la historia colectiva e internacional, cada uno de sus desafíos en la defensa de la igualdad de derechos, desde el trágico día en que más de un centenar de obreras textiles neoyorkinas dieron la vida por cambiar las míseras condiciones de la jornada laboral, e instaurar igual salario por igual trabajo. Reivindicamos a las mujeres protagonistas de la emancipación latinoamericana, la lucha sostenida de las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo y todas las instancias de participación y defensa de la mujer por su empoderamiento en pie de igualdad con el hombre, en la sociedad y en su desarrollo íntegro como persona.

Nos encontramos en un momento decisivo para los derechos de la mujer. Las desigualdades históricas y estructurales que han dado lugar a la opresión y la discriminación están saliendo
a la luz como nunca antes. Conseguir la igualdad de género y empoderar a las mujeres y las niñas son tareas pendientes de nuestra época y constituyen el mayor desafío en materia de derechos humanos del mundo.

Sin embargo, siguen existiendo importantes obstáculos para acabar con los desequilibrios de poder históricos en los que se asientan la discriminación y la explotación. Destacamos que a nivel mundial se haga visible un reclamo masivo ante las múltiples formas de violencia que afectan a niñas, adolescentes y mujeres arrasando sus vidas a manos de femicidas, que se escuchen las voces que denuncian violencia sexual, social, laboral, institucional, obstétrica, verbal, simbólica, que se visibilice la existencia de presas políticas en democracia, la condena a la falta de oportunidades a las  mujeres en situación de mayor vulnerabilidad y el no respeto al Derecho a decidir sobre su propio cuerpo. Hechos que indefectiblemente tienen un impacto subjetivo.

Consideramos que el modo de abordaje desde la perspectiva de género es el recurso posible para la intervención adecuada, instando a instituciones formadoras, colegas, operadores judiciales y sociales a formarse en la temática. Igualdad de género que tiene que ver con los derechos humanos, que no se trata de hacer un favor a las mujeres, sino que redunda en el interés de todos: hombres y niños, mujeres y niñas.

Esta Comisión hace un llamado urgente a los hacedores de políticas públicas. En una sociedad que pretende igualdad y crecimiento, es básico diseñar estrategias en clave de Derechos, se hace necesario convocar a las mujeres a ser parte de la elaboración de leyes y proyectos, escuchar sus voces, deseos y reclamos, donde el estado esté presente como garante de Derechos Humanos. Épocas de acciones inmediatas y compromiso con la realidad nos interpelan, ya sea desde los espacios profesionales del ámbito Psi implicados en el cuidado de la atención de la Salud Mental de la población, como desde el posicionamiento en el rol de actores sociales insertos en espacios de interacción con mujeres que merecen ser acompañadas en sus reclamos, manifestaciones y debates, que en un contexto desprovisto de discurso machista ya deberían estar saldados.
Un momento único puede iniciar una revolución, las acciones colectivas pueden transformar realidades y cambiar actitudes…

“Hay en la noche un grito y se escucha lejano 
Cuentan al sur, es la voz del silencio 
En este armario hay un gato encerrado 
Porque una mujer, defendió su derecho 
De la montaña se escucha la voz de un rayo 
Es el relámpago claro de la verdad 
En esta vida santa que nadie perdona nada 
Pero si una mujer, pero si una mujer 
Pelea por su dignidad"

–Lila Downs